Inflexión

 

Inflexión por: Lucía Amaya 30-04-21











resuelta a marchar hasta el fin

ejerciendo el derecho a la protesta

manifestar malestares

alzar la voz, movilizar los afectos

poner el cuerpo, bloquear la ciudad

ser río que fluye por las calles reclamando libertad

avivar el fuego de la escucha, de la minga, del pueblo

soy mujer de sangre roja y tejo mi digna rabia

me moviliza la tierra viva y floreciente

a entrar en terrenos hostiles

aquí está mi cuerpo, única arma para el sacrificio

los hombres fueron golpeados y las mujeres separadas

desaparezco en la roja arteria que grita resistencia

abro los ojos estoy herida

mi cuerpo ultrajado mancillado

pellizcados los senos, los pezones ensangrentados

escupo, vomito, lloro mi impotencia

no sé qué tanto me hicieron

tengo morados en la vagina, brazos, nariz

los ojos de negro morado rojo amarillo…

mi cuerpo es vuelto un territorio usurpado para inscribir el poder

para ejercer autoridad

me resisto a ser un objeto a poseer y a violentar

uno del Smad abusó de mí

en presencia de todos sus compañeros, incluida una mujer

¿por qué hay mujeres que permiten crímenes y violencias hacia otras mujeres en su presencia?

me manoseó y metió su mano en mi zona íntima

por qué permitir el uso desmedido de la fuerza en una protesta pacífica?

emboscada y atrapada en los matorrales, violentada

necesito un donante de sangre

¿por qué este silenciamiento alrededor de la violencia sexual?

hasta cuándo se normaliza social y culturalmente el abuso y la violación?

Instauro una reverberación emancipatoria que busca justicia

desapruebo la indolencia y la arrogancia de dirigentes y hombres de bien

hago parte de un torrente de sangre guerrera que expande el rechazo al sometimiento

explota el volcán de la indignación

llueven golpes, trago saliva, estoy muerta...

¿soy mujer, por eso me agredes?

silencio

sigo de pie pidiendo justicia


he desafiado el virus y las balas

ahora yazco escondida bajo unos arbustos

cubierta en mi propia sangre

con la ropa zafada y el cabello hirsuto

irreconocible, olvidada, sigo renaciendo

¿cuántas víctimas de violencia en Colombia necesitamos para poner fin a esta ola de terror y sangre?


¿cómo los colombianos podemos estar juntos respetando nuestras diferencias?

silencio

vivo para presenciar el cambio.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Mujer Luz (Texto dramático para Mis Amores: Ella)

Mujer Luz